Marketing como herramienta poderosa para tu Emprendimiento

Blog1
L

a mayoría de personas que conozco, (incluyéndome) en algún momento de la vida hemos querido emprender algo, ya sea vender dulces o caramelos en el colegio, proponer nuestros servicios a amigos cercanos, o simplemente usar nuestros ahorros para montar un negocio; la verdad es que según cifras de El Reporte Global de Emprendimiento (AGER, por sus siglas en inglés) “el 89% de los colombianos encuestados están dispuestos a tomar el riesgo de fracasar al iniciar su negocio” y “el 90% está dispuesto a sacrificar su tiempo libre para trabajar en su idea de negocio”.

Así que si, en Colombia se puede afirmar que existe un espíritu emprendedor, a pesar de la situación económica que el país ha atravesado los últimos años existe un porcentaje valioso de colombianos dispuestos a embarcarse en el mar del emprendimiento, pero…¿por qué muchos naufragan antes de llegar a la marea alta?

Propuesta de Valor: Más allá de sólo “vender”

Imagina que vuelves a la época estudiantil, y quieres hacer algo de dinero para ir con tus amigos al parque de diversiones o a cine el fin de semana, entonces decides vender dulces, pasas la noche pensando lo bien que la pasarás con tus amigos, y al otro día llegas al salón con todas las ganas de vender lo que más puedas y … resulta que hay 3 compañeros tuyos que también decidieron vender ese mismo día los mismos dulces, entonces, ¿cómo lograr vender los tuyos aún cuando tu competencia vende exactamente lo mismo? Parece una tarea imposible.

Así sucede en la vida real, pensamos que simplemente “vender” a nuestros consumidores nos va a asegurar el éxito, y no podríamos estar más lejanos de la realidad, si quieres que tu producto o servicio tenga ese diferencial que tanto anhelas debes tener una gran propuesta de valor, que pueda lograr cautivar a tus clientes.

Para explicarte qué es una propuesta de valor te voy a decir lo que NO es:

1. Una propuesta de valor no es tener el precio más bajo del mercado o del market share

2. Una propuesta de valor no es diseñar el empaque más atractivo para el cliente

3. Una propuesta de valor no es tener sólo un buen servicio.

Va mucho más allá de lo que te acabo de nombrar, el precio más bajo no te asegurará que los consumidores te prefieran, lo que sí logrará esto es tener una relación entre calidad/precio dónde el cliente pueda sentirse satisfecho en gastar un poco más sabiendo qué lo que consume podrá

satisfacer su necesidad aún más sin tener que pagar una suma exagerada y cómoda para su capacidad económica. Tener el embalaje o el packing más agradable quizá atraiga la atención del cliente, pero si quieres cautivar a tu posible consumidor crea un producto o servicio que sea de fácil acceso para todas y todos, que pueda encontrarse o adquirirse de manera sencilla para el proceso de compra de este mismo, y que su sostenibilidad no permita que sea fácil de imitar para la competencia. Un servicio óptimo no sólo se ve en el proceso de preventa, el feedback o la famosa posventa si va a permitir que tengas una relación más cercana con el cliente, abre los canales de comunicación para que puedan hacer las preguntas necesarias, permite que el consumidor vea que estás de su lado y que quieres que su experiencia sea la más agradable para él y los que disfruten de tu producto o servicio, ¿qué más puedes lograr con esto? Si, adivinaste: Más ventas, un cliente satisfecho no sólo vuelve a comprarte sino tratará de contarle a los demás esa experiencia intangible a sus familiares y amigos más cercanos.

____________________________________________________

Sergio Quiroga Roa

CM Wikideas 

Escribe un comentario